De la torre al puente de Gálata

Desde la zona de la torre Gálata, muy cerca del Monaterio de los Derviches, se puede coger el Tranvía de la nostalgia hasta el barrio de Taksim, uno de los más concurridos, sobre todo por la noche, una buena zona para comer. Después podemos volver sobre nuestros pasos en el mismo tranvía o caminar calle Siraselviler abajo, y nos encontraremos con Çukurcuma, la zona histórica de Beyoglu (la moderna es Taksim), repleto de pequeñas tiendas en las que se puede encontrar de todo, especialmente gangas.

Calle Siraselviler

Al final de la calle, está la mezquita de Kiliç Alí Pasha, inspirada en Santa Sofía, data de 1580.

Vista nocturna de la Mezquita de Kiliç Alí Pasha y fuente Tophane

La mezquita tiene historia. Kiliç Alí Pasha nació en Calabria en 1519 con el nombre de Giovanni Dionigi Galeni fue capturado por piratas musulmanes, fue galeote y se convirtió al islamismo, pasando a llamarse Uluç Ali (Uluj Alí en castellano). Entró a servir a Solimán el Magnífico;

llegó a ser almirante (Reis) y Almirante en Jefe de la marina otomana (Kaptan-ı Derya). También fué Beylerbey (Gobernador) de Argel. En la batalla de Lepanto comandó el ala izquierda, la única en volver a Constantinopla. A su vuelta le llevó la gran bandera de los Caballeros de Malta al Sultan Selim II que le concedió el título honorario de Kılıç (Espada) pasando a ser conocido desde entonces como Kılıç Ali Paşa.

Cuando le pidió a Murat III un lugar para construir una mezquita, el sultán respondió que sería “en los dominios de un almirante: el mar”, así que Alic le pidió parte del Bósforo y lo hizo allí. La leyenda dice que Cervantes trabajó como forzado en la construcción de la mezquita.  En El Quijote se le menciona como Uchalí y se relatan brevemente sus vivencias.

…el Uchalí, al cual llamaban Uchalí Fartax, que quiere decir en lengua turquesca ‘el renegado tiñoso’, porque lo era, y es costumbre entre los turcos ponerse nombres de alguna falta que tengan o de alguna virtud que en ellos haya; y esto es porque no hay entre ellos sino cuatro apellidos de linajes, que decienden de la casa otomana, y los demás, como tengo dicho, toman nombre y apellido ya de las tachas del cuerpo, y ya de las virtudes del ánimo. Y este Tiñoso bogó el remo, siendo esclavo del Gran Señor, catorce años, y a más de los treinta y cuatro de su edad renegó, de despecho de que un turco, estando al remo, le dio un bofetón, y por poderse vengar dejó su fe; y fue tanto su valor, que, sin subir por los torpes medios y caminos que los más privados del Gran Turco suben, vino a ser rey de Argel, y después a ser general de la mar, que es el tercero cargo que hay en aquel señorío. (Extracto de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes).

Superado este empacho de erudición histórica podemos seguir bajando por la calle Necatobey, casi hasta el puente de Gálata, donde se encuentra la mezquita de Yeralti, apodada la subterránea, ya que ocupa la cripta de un antiguo castillo que posiblemente se asociaba al castillo de Gálata. La tradición dice que la colosal cadena que cerraba el Cuerno de Oro se anclaba aquí. Lo que quedaba de las ruinas (el castillo fue destruido durante la conquista otomana) fue convertido en mezquita.También se conoce como Kursunlu Mahzen Camii (Mezquita del polvorín).

Y desde allí cruzamos el puente Gálata para volver a la orilla occidental del mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s